Please enable JS

Cambio de mentalidad en las PYMES

Lo cual provoca que haya...

Cambio de mentalidad en las PYMES

Septiembre 14/admin/DiseñoMarketing

Las pequeñas empresas (micro) tienen un problema añadido a la hora de contratar un plan de marketing o de comunicación. A diferencia de las grandes empresas, que entienden la comunicación, el marketing, la publicidad y el diseño como herramientas imprescindibles y como tal una inversión, en las pequeñas empresas la cultura empresarial todavía cree que son gastos superfluos y prescindibles. 

Esta forma de pensar, en el pequeño empresarios español, le hace todavía más pequeño y lo aleja de las nuevas tendencias, abriendo más la brecha competitiva. Aunque no debemos olvidar que en el sector marketing-comunicación-diseño-web-social media hay mucha confusión y ruido (un sector en continuo cambio). Lo cual provoca que haya una oferta absolutamente disparatada y heterogénea, que en muchos casos produce confusión y descrédito (un sector sin autocrítica está condenado a no mejorar).

Pero volviendo a la mentalidad del empresario y la autocritica sectorial, cabe la pregunta ¿Cómo salir de ese círculo vicioso? 

Si nos ponemos en la situación del micro empresario, éste debe entender que en los últimos años los cambios producidos por las nuevas tecnologías han provocado la ruptura en la forma de entender el mercado como algo cerrado y estanco. La web, la nueva publicidad, las redes sociales, la comunicación bidireccional, el respeto a la opinión de los usuarios y clientes, entre otros factores hacen que los nuevos empresarios (el tradicional tiende a la desaparicion) de cualquier negocio, por muy pequeño que sea, asuman como algo normal este tipo de inversiones. En la carrera voraz del mercado, quien antes de el paso, con seriedad (no de palabra fácil y discurso de cara a la galería) antes estará en disposición de obtener un rendimiento óptimo.

Este cambio que debe dar el micro empresario debe coincidir con una oferta ajustada a sus necesidades y global. Sería algo ilógico que una pequeña empresa, para abordar este cambio se vea en la necesidad de contratar a un diseñador, un periodista, un programador, un experto en marketing, otro en social media y además de forma discontinua en el tiempo, como lo exigen las nuevas necesidades. Por tanto tenemos dos retos por delante, cambio en la mentalidad y oferta adecuada a la realidad de las pequeñas empresas. 

 



RELATED POSTS


Recent posts